La fuerza de las mujeres en la India

A menudo, las mujeres cargan con un mayor volumen de trabajo que los hombres. Hemawathi ha tenido que emigrar a ciudades grandes para conseguir trabajos, siempre precarios, y garantizar así, un futuro a sus hijos e hijas. Así empieza una de las historias que protagonizan siete mujeres de la India en la exposición itinerante Vicente Ferrer, en Córdoba. Estos días, el camión aparcado en el paseo de la Victoria junto a la Avenida Medina Azahara, nos acerca la realidad de unas verdaderas luchadoras.

Exposición/Mar Morales
Exposición/Mar Morales

La India rural ha llegado a la ciudad de la Mezquita con la exposición “Mujeres: la fuerza del cambio en la India”, a través de las fotografías de Albert Uriach. Al adentrarse en el camión, una corona de flores procedente de Anantapur, nos saluda bajo la expresión Namaste. Allí, es costumbre entregar este tipo de ofrendas cuando ofrecen su hogar.

Para refugirase del chaparrón que está cayendo, hablando en todos los sentidos, una forma de desconexión y aprendizaje es viajar al corazón de la India. En él, nos encontramos a siete mujeres que tejen una nueva realidad para sobreponerse a la pobreza extrema y la discriminación.

Son retratos que cuentan su historia de superación ante adversidades como enfermedades, situaciones económicas precarias, discapacidades o el rechazo hacia ellas por ser mujeres. Su testimonio está viajando por todo el país para divulgar un mensaje: el cambio es posible, cada persona es protagonista del cambio.

Ellas son, Vani, una superviviente cuya batalla contra el sida, le ha hecho querer ayudar a los de su alrededor que comparten la enfermedad. También Likita, una chica cuyo sueño es convertirse en ingeniera. Destaca la valentía de Kanthamma, que ha emprendido su propio negocio ya que desde que su marido está enfermo, se encarga del cultivo y de las tareas domésticas. Además, Hemmavathi, quien construye su propia casa para que sus hijos puedan crecer en una vivienda digna. Con armas educativas, Durgamma, maestra que sostiene que si estudiamos, erradicamos la pobreza. Nagamma es la lideresa comunitaria que toma las riendas ante la pasividad de su marido y es ella quien acata responsabilidades. Además en esta exposición, encontramos artesanías que proceden directamente de manos de mujeres discapacidades como Yellamma. Se trata de un comercio solidario donde los beneficios se destinan directamente a las trabajadoras.

Su alfabeto, artesanías, conocer el yute -la fibra natural más utilizada del mundo-, productos típicos y hasta el rincón de los dioses indios, se dan cita en esta exposición. Georgina Salvador, la técnica en sensibilización de la Fundación Vicente Ferrer, explica que se realizarán talleres y actuaciones de danzas tradicionales indias así como la proyección de El camino de los sueños en la Filmoteca de Andalucía, que pondrá el broche final a este acercamiento cultural.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s