David Jiménez: “Hago una interpretación muy peculiar de las señales”

Fuera, atmósfera muy fría acompañada de una lánguida lluvia. Dentro, protegido del suelo empapado, la escuela y cultura fotográfica Blow Up de la mano de de Andrés Cobacho, recibe con los brazos abiertos a los aficionados de las instantáneas. Es viernes por la tarde y un heterogéneo público busca alimentar su curiosidad. Una buena manera de enriquecerse es conocer el trabajo y pensamientos de David Jiménez durante la conferencia “Construir un mundo”.

Las sillas y las imágenes inundan la acogedora sala dirigiendo el foco hacia las cámaras que recogerán la charla. Su dilatada carrera le ha llevado a muchos puntos del globo que quedan plasmados con diversos reconocimientos y guardados en sus libros y proyectos. Es presentado como uno de los fotógrafos clave en nuestro panorama y una figura a destacar como pedagogo. “Hace mucho que no venía a Córdoba”, confiesa. Desde el primer momento, desnuda sus experiencias y cómo concibe su arte puesto que las palabras que utiliza al hablar de fotografía, distan mucho de la simplicidad de un trabajo. Para ilustrar esta pasión, comienza con la imagen de la taza cuyas líneas no se intuyen como aislados posos de café. Expresa su cariño por ella y cómo al romperse, esos trazos del tiempo quedan grabados como dos órbitas que se entrecruzan.

Estas visiones reflejan el modo de ver y entender la vida tan alejada de lo popular y mundano. También deja claro cómo cree en las señales que se cruzan por el camino y la interpretación que hace de cada una de ellas. “La punta del iceberg de la estructura oculta es la realidad de la textura de una ensoñación de lo que nos cuentan que es la realidad”, sentencia. Describe la fotografía creativa como una actividad rara y personal en la que cada uno elabora un mundo interior, dando como resultado a una metáfora de elaborar algo simbólico.

Utiliza el blanco y negro, desafía los estilos con los dípicos o collages y se atreve con los ecos de la forma para darle magia a los encuentros. Distingue también la imagen y la palabra: “La imagen es la información visual que se configura de una determinada manera, cuyo significado trasciende al de la palabra”. Muestra cómo elabora y organiza sus exposiciones, no dejando detalles sueltos y dando mucho protagonismo al espectador para que éste interprete bajo el prisma de ambigüedad en sus obras y así  jugar con él al escondite. ¿Cómo? Colocando algunas piezas en lo más alto de la sala, convirtiéndose en un ansiado secreto.

La charla intensa, llena de emoción y cargada de reflexiones, deja ver a un profesional que concibe su material como parte del enriquecimiento de la vida y que el material elegido sirva para soñar. Deja boquiabierto al mostrar el enigma que encierra su proyecto Infinito, donde destaca la simetría. Invita a arriesgarse, a hacer malas fotografías y a no encasillarse en el estilo. Se opone al control, la limitación y al artista oficinista. Y el último mensaje que lanza es no trabajar con prisa y disfrutar con lo que tenga sentido para uno mismo. Sin duda, consiguió un clima positivo entre los oyentes, dejando en ellos una huella de sabiduría y espíritu de trabajo con murmullos de pensamientos interiores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s