La importancia de los detalles en Tesis sobre un homicidio

Las colas y las prisas desaparecen cuando te reciben las grandes estrellas en coloridos carteles, ver a los lados las pantallas que venden sueños con distintos trailers y cómo el olor a palomitas nos da esa magnífica sensación que nos trae recuerdos y nos anuncia de que se va a disfrutar un buen momento. Una tarde de cine.

La nueva cinta protagonizada por Ricardo Darín está arrasando en nuestras salas. Junto con Alberto Ammann, Tesis sobre un homicidio, llega con fuerza para invitar al espectador pasivo a que tome partido en la historia lanzando sus propias teorías. Un ritmo argentino pero con golpes de sorpresa, una cuidada fotografía y una gran dosis de interpretación por parte de ambos protagonistas: maestro y aprendiz.

Un abogado retirado que imparte clases magistrales, que pasa noches bañadas de alcohol, se obsesiona por resolver un crimen que se produce justo cuando el hijo de un amigo suyo se convierte en su alumno. Las piezas empiezan a encajar desde que lo que podían ser casualidades como frases hechas son transformadas en lo que podrían ser indicios. Esto hace que el protagonista se lance a conspirar. Hay una gran investigación, seguimiento e incluso se palpa la tensión en distintos momentos del film. Ambiente judicial, policíaco e incluso dramático convergen en esta pulida obra.

Por su parte, Alberto Ammann, el enigmático alumno, juega al despiste con miradas inciertas e inquietantes juegos de palabras. Al compartir escena, el espectador se declina a creer en las teorías formuladas por el profesor pero a medida que se va desenvolviendo la trama, surgen dudas de lo que puede ser real o lo que sólo son conspiraciones. Y es que Hernán A. Golfrid, el director de la cinta, juega con los reflejos de lo que puede ser, el misterioso baile del humo que deja ver la ansiedad y el paso del tiempo, y con las propias sensaciones de quien se adentre en este enigma que ya es número uno en su país natal.

Muy recomendado para desconectar, para pasar una buena tarde, incluso para sentirse un detective más o un intelectual al que le divierten las adivinanzas y descubrir los entresijos de la mente humana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s