Resolviendo los interrogantes de la comunicación

Los días 10 y 11 de junio se celebrará un espacio para el debate, difusión y puesta en común de los distintos encuentros que se han dado en las provincias de Sevilla, Córdoba y Málaga, que han sido la antesala del Foro Andaluz de Educación, Comunicación y Ciudadanía. El Rectorado de la UCO contará esos días con la participación de organizaciones y experiencias andaluzas, tanto nacionales como internacionales. Este encuentro persigue, consolidar el Foro como una estrategia de incidencia política y ciudadana en defensa del ejercicio del derecho a la información y a la comunicación de la ciudadanía andaluza. Así, la articulación del Foro se irá fortaleciendo a lo largo de todo el año a través de una campaña educativa, comunicativa y de incidencia. Uno de los objetivos del Foro será posicionarse y tomar partido ante la Ley Andaluza de Comunicación Audiovisual.

El pasado tres de mayo, día de la libertad de expresión, pocas personas se concentraron en la Calle de la radio de Córdoba. Pero ese día, un encuentro sí que se acordó de ese reconocimiento. La Biblioteca Central de la ciudad, abrió sus puertas a un acercamiento entre personas que creen en otro modo de comunicación. La Sala María Moliner, fue el espacio escogido para explicar cómo se desarrollará el Foro, cuyo desafío radica en posicionar la comunicación como elemento central en la construcción de una ciudadanía informada, activa, crítica, participativa en su entorno; desde la defensa y promoción del ejercicio del derecho a la comunicación. Se trata, por tanto, de un espacio abierto a la generación de acciones, alianzas y propuestas ciudadanas. De la mano de CIC Batá -centro de iniciativas para la cooperación-, profesores, ecologistas, feministas, educadores, comunicadores o simples curiosos, se acercaron a este encuentro para no sólo conocer a otras personas con similares inquietudes, sino que además, poder aprender y aprehender otro modo de compartir conocimiento, ejerciendo la libertad de expresión. Lo esencial de este espacio abierto se encuentra en esa conexión que se produce cuando el sí de los participantes actúa sobre las posibilidades, fundamentalmente, trabajar en red para generar y difundir.

Debate en la Biblioteca Central/Mar Morales
Debate en la Biblioteca Central/Mar Morales

La jornada arrancó con la presentación del proyecto y de los propios participantes. Eso supone una dinámica con la que se puede conocer a quien se tiene en frente y algo más, a ti. Contaba dos sencillas premisas: qué estoy haciendo y qué puedo aportar. Las nuevas herramientas como las redes sociales como vía de comunicación, los medios alternativos que surgen con las tecnologías o el grano de arena que cada organización, comunidad o sujeto de forma individual, beneficia cada día de forma altruista a la sociedad, fueron algunos te los temas tratados. Palabras, ideas y miradas se unieron en un peculiar y acogedor encuentro. Un diálogo en torno a un suculento desayuno con alimentos de comercio justo intentó llegar a la esencia de grandes cuestiones: ¿Qué entendemos por comunicación? y ¿Cuál es nuestra práctica comunicativa? Aglutinados en diversos equipos, se rotaba por diferentes mesas para dejar por escrito las conclusiones de estos interrogantes no sin generar complejos intercambios de ideas. Lo enriquecedor de este tipo de dinámicas era poder escuchar distintas perspectivas: trabajadores, parados, adultos, jóvenes… cada prisma con una visión pero sin cerrar puertas a las demás. Todo con respeto y mucha admiración por cómo expresaban conceptos abstractos con tanta facilidad y cómo eran capaces de poder transmitir esa sensación de que se está gestando desde el silencio, grandes cambios desde el plano cognitivo al comunicativo.

Uno de los interrogantes que más debate suscitó fue intentar definir el derecho a la comunicación (como derecho y/o deber) y cómo se ejerce este derecho y nuestra respuesta cuando se vulnera. Pero la solución llegaba con el foco dirigido hacia la labor educativa. Y es que la forma de entender este mundo, cómo nos comunicamos, o cómo nos limitamos a la hora de poder expresar, todo está envuelto por la capa educativa: nuestros valores, tabúes y cómo se sesga la comunicación en determinadas situaciones. Desde las propias jornadas, se trataron aspectos como la alfabetización mediática y cómo podemos tener un pensamiento crítico de la comunicación desde la educación. Tras un descanso para comer, se hizo un repaso por anteriores foros con las principales ideas y cómo se había desarrollado en distintos lugares. Además de un vídeo donde se explicaba la importancia del ciudadano/a crítico/a y cómo la comunicación mejoraba la participación de la población. Además ponía sobre la mesa todo lo que se está trabajando y lo que no solemos conocer por los medios tradicionales.

Para conocer a fondo la Ley Andaluza de Comunicación Audiovisual, Alejandro Blanco, periodista free-lance, explicó sus vacíos legales y cómo afecta a los distintos medios. Habló desde su propia experiencia, ya que está sumergido en la aventura de Onda Color: una comunidad radiofónica con mucho potencial donde los protagonistas son los propios oyentes. Explicó la utilidad legislativa en los diferentes medios y cómo el espacio estaba limitado y no tan regulado como debería. Un ejemplo es que en el Decreto Andaluz de 2003 las emisoras culturas son consideradas muy beneficiosas pero con una gran limitación. Dio a conocer cómo se podían denominar a estas radios comunitarias con la “regla de las tres p”: pequeñas, pocas, pobres. Una de las exigencias para ellas establecidas en los estatutos, es la prohibición de la publicidad pero sí de los patrocinios, según Alejandro: “muy útiles en visión de democracia pero no en la práctica”. En relación a todo lo que se había trabajado sobre cómo se ejerce el derecho a la comunicación, el periodista acuñó como problema el poco espacio físico que existía al intentar formar una red como es una radio. Además, analizó la diferencia legislativa que existe entre las áreas comerciales y públicas sobre las comunitarias. Lo más importante sobre esto es que el año que viene se llevará al Parlamento Andaluz un trámite donde podrá expresarse el ciudadano directamente sobre el uso de los medios de comunicación y su incidencia en la sociedad. Otro punto que animó al debate fue el derecho de acceso -constitucionalmente recogido- pero que no se está llevando a cabo de forma eficaz. Consiste en cómo la ciudadanía tiene un derecho para poder conocer cómo están regulados los distintos sistemas de comunicación y en los que muchas ocasiones, sólo se encuentran trabas y limitaciones para poder acceder a estos. El periodista concluyó su potencia animando a que en el Foro se concreten todo este tipo de aspectos, como por ejemplo que aún no existe borrador para el trámite que se llevará en 2014 al Parlamento. Además invita a que se siga luchando por la libertad de expresión y comunicación a través de colectivos o en el caso de ser un profesional de la comunicación, a través de la difusión.

Recopilación de diagnósticos de foros anteriores/Mar Morales
Recopilación de diagnósticos de foros anteriores/Mar Morales

En el programa de esta reunión informal, se planteaba una serie de características y objetivos que iban a tratarse y se cumplieron desde el trabajo en red, la formación permanente hasta la diversidad de actores participantes. Una de las conclusiones fue que atrás quedan esquemas como emisor-receptor y ahora se puede incluir otro agente, el gestor. Este tendría como misión poder descifrar la ingente cantidad de información que nos llega y que compartimos sin darle el beneficio de la duda. También desde el punto de vista de cómo asimilamos la información desde una visión acrítica. Como el emoticono del pulgar hacia arriba más que conocido en las redes sociales “me gusta”, este tipo de charlas y debates no sólo sirven para ser un mero oyente. Consiste en participar, compartir, implicarse y formar parte del foro, ¿Cómo? Pues existen diversas formas. Directamente, se puede participar en los encuentros dando a conocer tu experiencia e intercambiando tu punto de vista, contribuyendo en el debate y análisis, sugiriendo propuestas y acciones, compartiendo tus recursos con otras organizaciones en la web donde se encuentra también un cuestionario que se puedes rellenar o sumándote al equipo de diseño de la campaña. Esto último consiste en que de los encuentros se extraerán ideas y elementos para construir acciones educativas, de incidencia y de difusión. El objetivo de la campaña es informar y concienciar a la ciudadanía sobre la práctica de la comunicación como un derecho humano y fundamental, promotor de acciones participativas. También proponen unirse a los talleres de educomunicación o compartiendo tus recursos con otras organizaciones en la web. Indirectamente, puedes promover la incidencia política, explicando a tus compañeros/as el derecho a la comunicación, haciéndote portavoz difundiendo este proceso o implicándote en asuntos relaciones a través de organizaciones.

Con esta oportunidad de convergencia, se persigue reunir a las organizaciones sociales, movimientos ciudadanos, profesionales de la comunicación, propuestas comunicativas, proyectos educativos y personas interesadas y preocupadas por el estado del derecho a la comunicación en Andalucía. Este Foro se propone consolidar este espacio de trabajo en red, iniciado en 2010, impulsado por CIC Batá y avalado por distintos colectivos y organizaciones andaluzas.

 Publicado en MasUnico

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s