Cinco años de independencia

Máquina de escribir/Mar Morales
Máquina de escribir/Mar Morales

“Ars Operandi apareció en mayo de 2008 con el propósito de ofrecer un espacio de información, crítica y debate sobre las prácticas artísticas producidas en nuestro contexto más próximo”. Éstas son las primeras líneas del primer libro ars operandi.doc 2008-2013 que se presentó ayer en pleno corazón de la ciudad, apenas a unos metros de la Mezquita.

No es fácil con la que está cayendo. Pero los valientes de Ars Operandi lo han conseguido. Convertirse en un lugar de referencia con un público fiel que le ayuda a construir ese ambicioso pero al mismo tiempo sencillo proyecto. Arte, historia y propuestas alternativas se han unido durante este tiempo para consolidar un espacio único en el panorama cordobés. Ahora, un libro recoge todo este recorrido con un precio muy asequible.

Ocho de la tarde. Nos resguardamos como bien podemos del infierno que se apodera de las calles de la Judería para adentrarnos en las frescas y siempre acogedoras paredes de la Filmoteca de Andalucía. Artistas, profesores y curiosos se acercan para darle la enhorabuena a los capitanes de Ars Operandi. Presentaciones, radiografía del panorama cultural actual y lo que supone crear un medio alternativo en medio de la explosión digital. “El libro se ha auto-editado y lo hemos sacado de nuestro bolsillo”, señalaba José Álvarez, uno de los editores. Además se habló del desierto que ha quedado en la ciudad tras el fracaso de la capitalidad cultural en Córdoba y el cierre de muchos espacios tanto públicos como privados.

Tete Álvarez, otro de los que dirigen esta aventura, confesó que sabía cómo era trabajar desde una institución y todos los límites que lleva eso. “Somos independientes y podemos tratar temas que no se hacen eco los grandes medios”. Se apuntó de parte del joven Jesús Alcaide uno de los beneficios que tiene el soporte online: “Ya no se trata de hacer tu crítica de arte sólo, sino que los usuarios pueden comentarte y criticarte tu crítica”. Y es que Ars Operandi sólo existe en formato digital y con sus cinco primaveras ha dado el paso de que se pueda disfrutar con sentidos como el tacto en formato de libro.

Ángel Luis Pérez Villén, defendió la formación que ha de existir en una exposición donde no sólo sea el trabajo del comisario el colgar las obras en las paredes -“para esto está el decorador”, apostilló Jesús- y los cursos que se están dando ahora que no existían hace algunos años por la gran demanda de mentes incipientes que empiezan a asomar. En cuanto esto, Pablo Rabasco, otro de los que presentaban el acto, subrayó cómo están las aulas de Bellas Artes hasta arriba de gente y los cursos especializados que se imparten pero al mismo tiempo, la falta de recursos que existe para ellos: “El arte ya no es para el sector elitista sino que los jóvenes están deseosos por compartir experencias con otras personas con inquietudes similares”.

Óscar Fernández, otro de los  que llevan a cabo este trabajo, invitó al público a participar y se generó un debate entorno a la parte destinada de los gastos públicos hacia el arte que no se utiliza, a una ciudad que se vende como cultural cuando sólo cierra librerías y cómo alternativas pueden nacer en épocas tan delicadas como la de ahora. Cinco años tiene la revista, es decir, cuando se iba colando en nuestras vidas esta crisis con la que convivimos y hoy, perdura con más fuerza que nunca.

Anuncios

Un comentario sobre “Cinco años de independencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s