¿Para qué sirve un libro de estilo?

libroestilo
Imagen: Mar Morales

Los profesionales del periodismo o aspirantes a la mejor profesión, han de estar alerta de las nuevas herramientas digitales para no quedarse atrás con todo lo que se cuece en redes sociales. Ante este panorama multimedia, el libro del estilo urgente de la Agencia EFE, propone consejos e instrucciones en cuanto a normas ortográficas y cuidado del lenguaje sin perder de vista las fotografías, vídeos y demás elementos audiovisuales que se dan cita en Internet.

¿Qué podemos encontrar en este libro de estilo? La pluma de Álex Grijelmo inicia la andadura con un prólogo con una verdadera declaración de intenciones. En él destaca cómo la agencia se ha adaptado y modernizado sin dejar de lado los pilares éticos. Con la llegada de los nuevos soportes, los profesional se ajustan a la nueva era manteniendo los pilares éticos de siempre. La peculiaridad que presenta este manual es la diferencia que le aleja de casi todos sus predecesores al no incoporar un apartado de léxico. En el pasado, los diarios actuaban de faro para los periodistas pero en la actualidad portales como el de la Real Academia Española, resuelven dudas y su léxico se actualiza periódicamente. Además, también existen otras herramientas como el Diccionario Panhispánico de dudas o la Fundación del Español Urgente quien publica su propio manual para solventar dudas lingüísticas.

El libro del estilo urgente está dividido en cuatro apartados más dos anexos. El primero, dedicado a la captación de información, se tienen en cuenta aspectos como las fuentes, los comunicados, los rumores y desmentidos o la selección de información. La toma fotográfica y los vídeos también se estudian como la elaboración de videonoticias o cómo cuidar aspectos fotográficos siguiendo los mismos principios de una noticia. En el segundo apartado, redacción, encontramos las tradicionales pautas sobre títulos o entradillas, notas de información especializada y prestación atención a la locución y presentación de videonoticias, recursos de sonido y las menciones por atribución de fuentes.

En el tercer apartado, elaboración y presentación de contenidos, se explican los géneros y formatos periodísticos como la crónica, la entrevista o el análisis. También se aclara qué ocurre en caso de embargo de difusión y transmisión. El embargo, es decir, la práctica periodística de la obligación contraída con la fuente que suministra una información de no difundirla hasta una hora o fecha determinada, ha de aparecer entre el título y la data con mayúscula para alertar que esa noticia no debe publicarse antes de la hora indicada. En este apartado, además, también se dan consejos sobre los formatos específicos de información deportiva, política y económica.

En cuanto al último capítulo, edición y publicación, se instruye sobre la edición de textos, edición fotográfica y audiovisual. También se analizan las implicaciones legales de la actividad periodística como la injuria y la calumnia, la presunción de inocencia o los contenidos publicados en redes sociales.

En el primer anexo se aportan recomendaciones lingüísticas sobre ortografía, símbolos, topónimos y gentilicios. En el segundo anexo se encuentra el estatuto de Redacción de la Agencia EFE.

Aconsejan que los profesionales de los medios de comunicación deberían contar con un amplio fondo de libros de consulta, en papel o electrónicos, a los que acudir para resolver sus dudas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s