Ejemplo de tenacidad

Enrique Meneses nació periodista por parte de padre.

Así empieza la exposición que rinde homenaje al periodista estos días en Canal Isabel II de Madrid bajo el título Enrique Meneses. La vida de un reportero.

La calle Santa Engracia alberga un parque de bomberos , la salida de metro de Ríos Rosas y un torreón rodeado de un tapizado natural que invita al descanso del caminante. Es en esta fortificación donde la intensa vida de Meneses se abre de par en par para reflejar el paso del tiempo, la pasión por el periodismo y la mirada humilde tras el objetivo de sus primeras cámaras.

Un documental que se repite en bucle recoge las palabras del homenajeado a través de sus fotografías y de los testimonios de otros profesionales que narran el contexto histórico que vivió el periodista, repasando anécdotas familiares, románticas y por supuesto su trayectoria profesional. Gervasio Sánchez o Rosa María Calaf son algunas de la voces expertas que hablan con admiración del intrépido reportero.

Meneses retrata a dos invitadas de la boda de Balduino y Fabiola de Bélgica / Mar Morales
Meneses retrata a dos invitadas de la boda de Balduino y Fabiola de Bélgica / Mar Morales

La exposición empieza en la última planta por lo que se puede luchar contra el vértigo y subir los peldaños desnudos hasta el piso superior u optar por el cómodo ascensor. Como se trata de adentrarse en un mundo aventurero y apasionante, mejor escalar niveles poco a poco, a la vieja usanza.

En su trabajo se observa cómo su cámara siempre se encontraba en el lugar y momento adecuado: revoluciones, manifestaciones memorables, grandes celebraciones reales y presidenciales o momentos inolvidables de la historia del siglo XX como el discurso de Martin Luther King y su mensaje “I have a dream”. Eran años de efervescencia social y como cantaba Dylan, tiempos de muchos cambios.

Los profesionales de la fotografía describen su trabajo como “poco técnico” e incluso sencillo pero con la gran habilidad de buscar la creatividad y sensibilidad, y Calaf describe durante el documental que su manera de contar historias era aquella capaz de emocionar sin artilugios jugando entre “esa delgada línea que separa la literatura del periodismo“.

Su voz va tejiendo un hilo entre viajes por África, Cuba o EEUU que comparten espacio con sus libros, arcaicas cámaras fotográficas y Adelita, la última máquina de escribir que utilizó antes de pasarse al procesador de textos. Sus emociones, metodología, precisión y tenacidad al descubierto para dar ejemplo del auténtico periodismo.

En la era digital, son muchos los que olvidan el verdadero sentido de la profesión que se arriesga, aquella que no calma la inquietud y en la que muchos se han dejado la piel para contar lo que estaba ocurriendo y por ello, una de las citas más significativas de la muestra es la del propio Meneses:

Los periodistas son los ojos y los oídos de la sociedad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s